22 de Agosto del 2019

IBM cierra la adquisición histórica de Red Hat por 34.000 millones de dólares

IBM preservará la independencia y neutralidad de Red Hat; y que buscará fortalecer sus alianzas actuales para proporcionar a los clientes libertad, elección y flexibilidad Juntos, las marcas ofrecerán una plataforma multicloud híbrida de próxima generación. 09/07/2019
 

Por: Reseller / Agencias

IBM y Red Hat anunciaron el cierre de la operación por la cual IBM ha adquirido todas las acciones en circulación emitidas de Red representando un valor total de 34.000 millones de dólares.

La adquisición redefine el mercado de la nube para los negocios. Las tecnologías de nube híbrida abiertas de Red Hat se combinan ahora con el alcance y profundidad de la capacidad innovadora y conocimiento industrial de IBM, y un liderazgo comercial en más de 175 países. Juntas, IBM y Red Hat acelerarán la innovación al ofrecer una plataforma multicloud híbrida de próxima generación. Esta plataforma, basada en tecnologías de código abierto como Linux y Kubernetes, permitirá a los negocios desplegar, ejecutar y gestionar de forma segura datos y aplicaciones tanto in situ como en nubes públicas múltiples y privadas.

'Las organizaciones están comenzando el nuevo capítulo de su reinvención digital. Están modernizando la infraestructura y moviendo cargas de trabajo de misión crítica a nubes privadas y nubes múltiples de diferentes proveedores', afirmó Ginni Rometty, presidenta y consejera delegada de IBM. 'Necesitan tecnología flexible y abierta para gestionar estos ambientes multinube híbridos. Y necesitan socios en los que puedan confiar para gestionar estos sistemas de forma segura. IBM y Red Hat son únicas para satisfacer estas demandas. Como el proveedor líder de nube híbrida, ayudaremos a los clientes a construir los pilares tecnológicos de su negocio para las próximas décadas'.

'Cuando hablamos a los clientes, sus desafíos están claros: necesitan moverse más rápido y diferenciarse a través de la tecnología. Quieren construir unas culturas más colaborativas, y necesitan soluciones que les den la flexibilidad para construir y desplegar cualquier app o carga de trabajo en cualquier lugar', señaló Jim Whitehurst, presidente y consejero delegado de Red Hat. 'Creemos que el código abierto se ha convertido en el estándar tecnológico de facto porque permite estas soluciones. La unión de fuerzas con IBM da a Red Hat la oportunidad de llevar más innovación en código abierto a una aún mayor variedad de organizaciones y nos ayudará a expandirnos para cubrir la necesidad de soluciones de nube híbrida que proporcionen una verdadera capacidad de elección y agilidad'.

Red Hat continuará bajo el liderazgo de Jim Whitehurst y su actual equipo directivo. Whitehurst entra a formar parte del equipo senior de gestión de IBM y reportará a Ginni Rometty. IBM mantendrá la sede de Red Hat en Raleigh, Carolina del Norte, sus instalaciones, marcas y prácticas. Red Hat funcionará como una unidad diferenciada dentro de IBM y será reportada como parte del segmento de IBM de software cognitivo y en la nube.

Ambas compañías ya han creado negocios de nube empresarial líderes, con un fuerte y consistente crecimiento de ingresos, ayudando a los clientes a hacer la transición de sus modelos de negocio hacia la nube.

Los ingresos de IBM en la nube han pasado del 4% del total en 2013 al 25% hoy. Este crecimiento procede de una gran variedad de software y ofertas en modo servicio, servicios y hardware que permiten que IBM sea capaz de asesorar, construir, mover y gestionar soluciones en la nube para los entornos públicos, privados o in situ de los clientes. Los ingresos del negocio cloud de IBM durante los 12 meses hasta marzo de este año crecieron hasta los 19.000 millones de dólares. Está previsto que la adquisición de Red Hat contribuya a IBM con aproximadamente dos puntos de crecimiento de ingresos anual compuesto durante un periodo de cinco años.

Los ingresos de Red Hat durante el año fiscal 2019 fueron de 3.400 millones de dólares, un 15% más que el año anterior. Los ingresos del primer trimestre del año fiscal 2020, reportado en junio, fueron de 934 millones de dólares, un 15% más. Durante ese trimestre, los ingresos de suscripción se incrementaron un 15%, lo que incluye los ingresos relacionados con el desarrollo de aplicaciones y otras ofertas tecnológicas emergentes con un crecimiento del 24%. Los ingresos de los servicios también se incrementaron un 17%.

La oportunidad de la nube híbrida

La reinvención digital se encuentra en un punto de inflexión a medida que las organizaciones entran el en siguiente capítulo de su viaje a la nube. La mayoría de las empresas han recorrido hoy aproximadamente un 20% de este camino. Durante este primer capítulo hacia la nube, las empresas han dado grandes pasos reduciendo costes, mejorando la productividad y revitalizando sus iniciativas de innovación centradas en los clientes. El capítulo dos, sin embargo, tiene que ver con mover las cargas de trabajo de misión crítica a la nube para optimizar todo, desde las cadenas de suministro hasta los sistemas centrales de los bancos.

Los negocios necesitan gestionar toda su infraestructura de tecnologías de la información tanto 'in situ' como fuera y a través de diferentes nubes -privadas y públicas- de una forma integrada, simple y consistente. Las organizaciones están buscando un entorno común donde puedan construir de una vez y desplegar en cualquiera de los ámbitos adecuados para ser más rápidos y ágiles.

'Delta está constantemente explorando tecnologías actuales y emergentes a medida que transformamos la experiencia del viajero', aseguró Ed Bastian, consejero delegado de Delta.

'Como socios de larga duración de Red Hat e IBM, estamos deseosos de conocer las capacidades que las dos compañías puedan ofrecer ahora de manera conjunta', comentó Michael Poser, director general y director de Tecnología, Empresa y Servicios, de Morgan Stanley.

IBM refuerza su compromiso con el código abierto y la neutralidad de Red Hat

IBM y Red Hat tienen un profundo valor y experiencia en código abierto. Las dos compañías han trabajado durante más de 20 años para hacer del código abierto la elección por defecto de las soluciones modernas de tecnología. Esto incluye la importancia de la gestión o gobernanza abierta y ayudar a los proyectos y comunidades open source a seguir adelante, mediante una contribución continuada.

El modelo de negocio pionero de Red Hat ha ayudado a popularizar entre las empresas las tecnologías de código abierto -incluyendo a Linux, Kubernetes, Ansible, Java, Ceph y muchas más. Hoy, Linux es la plataforma de desarrollo más utilizada. Se espera que en 2019 solo Red Hat Enterprise Linux contribuya a unos ingresos de las empresas a nivel mundial valorados en 10 billones de dólares. En 2023, se espera que 640.000 trabajadores adicionales ocupen puestos relacionados con Red Hat.

IBM se ha comprometido a expandir y acelerar el código abierto y la nube híbrida en todos los negocios y en todas las industrias, a la vez que preservar la independencia y neutralidad de la herencia open source de Red Hat. Esto incluye el liderazgo de la comunidad open source, las contribuciones y el modelo de desarrollo; el portfolio de productos, los servicios y la estrategia de comercialización; los robustos ecosistemas de desarrolladores y socios, así como su cultura única.

La misión y el firme compromiso de Red Hat con el código abierto no sufrirán ningún cambio, y Red Hat continuará ofreciendo la capacidad de elección y flexibilidad inherente a los entornos tecnológicos de código abierto e híbridos. Red Hat también continuará construyendo y expandiendo sus alianzas, incluyendo aquellas con los principales proveedores de cloud, como Amazon Web Services, Microsoft Azure, Google Cloud y Alibaba.

IBM y Red Hat también comparten un fuerte compromiso con la responsabilidad social y con un sentido de propósito en la aplicación de la tecnología, que debe ayudar a abordar algunos de los mayores desafíos de la sociedad. Juntas, las dos compañías quieren expandir este compromiso de largo recorrido a través de nuevas iniciativas conjuntas en las áreas de educación y habilidades, necesidades cívicas y de la sociedad y desarrollo de profesionales STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas).