Optimismo en industria de TI, cortesía de AMLO

De la incertidumbre al optimismo: así es como expertos en el sector han percibido la opinión de la industria de TI tras ser declarado AMLO el virtual ganador de las pasadas elecciones en México, dejando de lado un panorama difuso para esperar un escenario lleno de expectativas y nuevas iniciativas que beneficien al sector tecnológico pero sobre todo, al país.13/07/18
 

POR: Reseller/ Cyntia Martínez

FOTO: https://lopezobrador.org.mx

Especialistas en el sector de Tecnologías de Información y Telecomunicaciones concuerdan con que la industria ha visto con “buenos ojos” algunas de las propuestas que atañen al sector, externadas por el virtual ganador de las recientes elecciones presidenciales en México, Andrés Manuel López Obrador, tales como el impulso a la tecnología local y la inversión del 1% del presupuesto a Ciencia y Tecnología esperando beneficios tangibles para el sector. No obstante, dicho contexto está enmarcado por un complicado panorama de desaceleración que ha experimentado la industria de TI, ubicándose en el peor momento de su historia en los últimos 20 años.

En este sentido, López Obrador recibirá una industria que experimentó tan solo el 2% de crecimiento durante la administración de Enrique Peña Nieto (2018-2022), representando un retroceso de hasta -0.3% para el sector, pues durante el sexenio de Felipe Calderón se habló de un crecimiento del 7%, 9% durante el gobierno de Vicente Fox y del 18% bajo el mandato de Ernesto Zedillo, de acuerdo con la firma consultora Select.

Sin embargo, el director general de Select, Ricardo Zermeño, aclaró que se trata de una dinámica de la industria y no del sexenio, al ser un decrecimiento que está ocurriendo en todo el mundo como resultado de la madurez en el sector, siendo Hardware y Telecom los más afectados. Pese a esto, la consultora pronosticó un crecimiento del 4% en la industria durante el inicio del próximo sexenio lo cual estará enmarcado por temas como la renegociación del TLC, así como acciones para impulsar el desarrollo del sector de TI como el apoyo a la tecnología local y la inversión del 1% del PIB en temas de investigación y desarrollo. De acuerdo con IDC, el sector de TI cerrará el año con un valor de 57 mil 500 millones de dólares.

“Todo lo que podamos opinar ahora es bastante especulativo. A nivel general, después de mucha preocupación hay bastante tranquilidad nacional e internacional al ver que hay un manejo muy moderado del triunfo, además de que el ganador virtual se ha comprometido con la estabilidad macroeconómica, el manejo responsable de las finanzas públicas y el fortalecimiento del mercado interno estimulando la inversión. El crecimiento se logra con un componente importante de TICs, lo que da señales positivas para la industria”, sostuvo Zermeño.

A este respecto, el director de Soluciones Empresariales en IDC México, Jorge Gómez, vaticinó lentitud en el ejercicio del presupuesto del gobierno entrante, como cada primer año de una nueva administración. Incluso, adelantó que este primer año podría ser aún más lento si el nuevo gabinete posee más experiencia académica y menos práctica. Lentitud en el arranque de las inversiones por parte del sector público que se podría pronunciar de llevarse a cabo la iniciativa de centralizar las compras vía la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, “curva de aprendizaje comprensible cuando se cambia de procesos”, apuntó.

Adiós Compranet

La centralización de las compras de gobierno a través de la SHCP es una iniciativa que en días pasados dio a conocer Carlos Arzúa, quien es señalado como el próximo titular de dicha instancia, con el objetivo de evitar corrupción vía licitaciones (desapareciendo el sistema Compranet) y generando ahorros de entre 225 y 500 mil millones de pesos.

Esquema bajo el cual las compras tendrían que ser autorizadas por la Subsecretaría de Egresos de la SHCP, recibiendo las peticiones de cada una de las dependencias de gobierno. En caso de ser aprobadas, las dependencias seleccionarían sus compras en una plataforma digital (tipo Amazon) en donde podrán ver los productos y servicios, así como los diferentes proveedores.

Tema en el que el director general de Amiti, Javier Allard, se manifestó reservado al asegurar que no se trata de un esquema sencillo de implementar cuando se habla de “todas las compras de gobierno”: “No es lo mismo comprar miles de lápices a un software especializado para extraer petróleo, por citar algún ejemplo. Se podría hacer para adquirir computadoras o impresoras, pero en el caso de productos y servicios complejos no es tan fácil pues se trata de soluciones a la medida resultando muy complicado poder seleccionar un servicio con ciertas características a través de una plataforma tipo Amazon, por lo que debemos esperar a que se oficialice esta iniciativa y conozcamos su reglamentación”.

De igual manera, el director de Select indicó que habrá que esperar los lineamientos de la nueva iniciativa pues dijo que de primera mano podría representar un cuello de botella y frenar al mercado. Muestra de ello fueron los Contratos Marco implementados al inicio de la actual administración centralizando las compras de tecnología sorprendiéndonos durante el primer trimestre con un decrecimiento espantoso, aunque después se fue regularizando. Administrativamente es muy complicado manejarlo de este esquema pues se termina desacelerando las compras, lo que afecta a la economía”.

Tema que genera opiniones divididas en la industria. Por ejemplo, en la visión del director general de CT Internacional, Saúl Rojo, aplaudió dicha propuesta al asegurar que la consolidación de las compras permitirá que se obtengan mejores condiciones al no generar retrasos en la toma de decisiones; misma que está apoyada de la estrategia de descentralización del gobierno federal, trayendo consigo un desarrollo para todo el país.

El prometedor 1%

Desde su candidatura, López Obrador pronunció como una de sus propuestas más ambiciosas la asignación del 1% del PIB a Investigación y desarrollo, así como al impulso de tecnologías locales. Hecho que para algunos provoca entusiasmo mientras que para otros resulta sólo una promesa de campaña.

“Existe un poco de escepticismo dado que en varias administraciones no se ha podido conseguir este 1% y se prioriza siempre el tema social sobre el tecnológico. El mensaje de esta nueva administración ha traído un énfasis muy importante en el tema social, de ahí el escepticismo”, detalló el especialista de IDC.

De hecho, el promedio de inversión para este rubro entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) es de 2.4%, lo que podría resultar risorio cuando en México el presupuesto destinado durante el sexenio de Peña Nieto fue del 0.6% y durante el gobierno de Felipe Calderón fue del 0.43%.

No obstante, la propuesta de María Elena Álvarez- Buylla al frente del Conacyt representa una luz verde para impulsar dicha inversión.

Paso a nuevas tecnologías

Descentralización del poder que a decir del director de Soluciones empresariales de IDC abrirá paso a la incorporación de nuevas tecnologías para el sector público como mensajería unificada, teleconferencias y en general tecnologías de colaboración y de telecomunicaciones.

Estrategia gubernamental que deberá estar apoyada del uso de nuevas tecnologías. Por ejemplo, Gómez explicó que la reactivación de la producción petrolera, la construcción de nuevas refinerías y el reacondicionamiento de las existentes representan una gran oportunidad para la industria de TI: “derivado del fenómeno de Industria 4.0/Manufactura Inteligente está amalgamada la tecnología de operaciones con TI”.

Asimismo, adelantó que durante este sexenio habrá un repunte importante de tecnologías de Internet of Things, al tiempo que exista un empuje al mercado interno que replantee las inversiones de logística y retail para buscar mayor eficiencias ante un crecimiento.

Una de las herramientas tecnológicas que mejor utilizó el ganador de las recientes elecciones fueron las redes sociales, empleándolas para ganar votantes y refrendar la simpatía de quienes comulgaban con su propuesta, pues a diferencia de sus contrincantes, quienes las utilizaron como un medio tradicional, crearon mensajes parcos, sin espontaneidad y que lejos de generar simpatías tenían el efecto contrario.

“Definitivamente si algo se aprendió de la campaña es que las redes sociales pueden ser un mecanismo de comunicación y participación ideal y no dudo que ahora como gobierno se siga utilizando como mecanismo de participación ciudadana”.

De la misma forma, señaló que, ante el discurso de la nueva administración por luchar contra la corrupción, la inclusión de nuevas tecnologías como Blockchain podrían resultar de gran ayuda al incrementar la transparencia de las transacciones del sector público de cara a los ciudadanos. Por otra parte, bajo la enmienda de reducir costos, abatir el desperdicio y dispendio, la tercerización de servicios (esquemas de servicios administrados) tendrán cabida en la estrategia del gobierno entrante al ser un camino probado para dar resultados en ese sentido.

En complemento, Zermeño aseguró que existe una agenda a la que el nuevo gobierno deberá dar continuidad como la Reforma a Telecom como el proyecto de la red mayorista Altán Redes, con la que se buscará llevar la banda ancha fija, con tecnología celular, al 92% del territorio nacional.

No estás solo…

Para ayudar al nuevo gobierno a dar continuidad a dicho trabajo e impulsar el crecimiento del país mediante el uso de TICs, la industria desarrolló la Agenda Digital Nacional (ADN) 2018. Documento elaborado por representantes del sector (Canieti, Amiti, Asociación de Internet.mx y The CIU) que contiene 121 propuestas de políticas públicas basadas en seis pilares: diseño institucional y política fiscal para el desarrollo, un marco gubernamental eficaz, vida y sociedades digitales, competitividad y telecomunicaciones de vanguardia.

El director general de Amiti, precisó que se trata de un trabajo con antecedentes de 12 años de gobierno al evaluarse las acciones que realizó el gobierno Calderonista y de Peña Nieto (con quienes hubo acercamientos durante su respectiva administración) para determinar qué recomendaciones se habían utilizado, cuáles habían perdido vigencia y determinar las nuevas prioridades.

Documento que fue discutido con todos los equipos de campaña de los cinco candidatos, incluido el de Margarita Zavala antes de renunciar, con el objetivo de revisar dichas recomendaciones para incorporarlas en el plan de gobierno 2018-2024, al ser elementos que el país necesita para su desarrollo.

“Hoy estamos acercándonos al equipo de transición para que analice las recomendaciones, que se incorporen en la agenda legislativa y en el plan de gobierno, al tiempo que el gobierno fomente una mayor adopción de tecnologías en todos los sectores productivos públicos y privados para elevar la competitividad del país y participar de manera eficiente en el mercado global, que ahora está dominado por el uso de nuevas tecnologías”, finalizó Allard.